Tras haber enviado a Vietnam cinco millones de dosis de la vacuna Abdala, que hoy se aplican con buenos resultados en la población ante el rebrote de la COVID-19, Cuba ratificó la disposición de ofrecer otro monto similar para su aplicación en edades pediátricas una vez se emita por la entidad reguladora vietnamita el autorizo de uso de emergencia.

El anuncio lo hizo el lunes Rodrigo Malmierca Díaz, ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera al intervenir en la XXXIX sesión de la Comisión Intergubernamental Cuba-Vietnam para la colaboración económica y científico-técnica, de la que también es copresidente junto a Nguyen Thanh Nghi, titular de la Construcción de la República Socialista de Vietnam .

Dada la compleja situación epidemiológica en la nación asiática, desde sus respectivas capitales y con 12 horas de diferencia, representantes de organismos y del sector empresarial conocieron de manera virtual las valoraciones y propuestas de las partes, en aras de continuar desarrollando los vínculos económicos bilaterales, pese a los desafíos que ha impuesto la pandemia.

El ministro Malmierca también manifestó la voluntad de concluir la negociación del contrato de transferencia de tecnología de las etapas de formulación, llenado y envase de Abdala, de suministrar nuestras vacunas al sector no estatal, lo cual contribuirá a controlar el rebrote, y de colaborar con el envío de profesionales cubanos de la salud.

Destacó que el venidero año se celebrará la 40 sesión de la Comisión Intergubernamental, mecanismo que ha demostrado su efectividad y su contribución para consolidar, ampliar y diversificar las relaciones bilaterales en la esfera económica, comercial y científico-técnica.

A su vez, reiteró el agradecimiento del pueblo y gobierno de la Isla caribeña por las más de 15 mil toneladas de arroz que donó Vietnam, y de las cuales una parte importante ya se encuentran en el país.

Al igual que Malmierca, Thanh Nghi recordó la trascendencia de la visita en septiembre último de Nguyen Xuan Phuc, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Vietnam y Presidente de la República, a La Habana, donde ambas naciones acordaron compartir las experiencias en temas como seguridad alimentaria, ciberseguridad y comunicación, todo lo cual quedó reflejado en el protocolo que este lunes firmaron los dos ministros.

El funcionario vietnamita coincidió con su par cuán adverso resultó el 2021 para la economía y la población de una u otra nación, debido al impacto de la pandemia, lo que limitó el intercambio comercial y de delegaciones, la realización de eventos presenciales y que algunos proyectos de inversión, en beneficio del sistema empresarial, presentaran atrasos en su ejecución.

Por ello exhortó trabajar en 2022 por promover o desarrollar nuevos negocios en sectores como el agroalimentario, la energía renovable, el biofarmacéutico el turismo, tal cual ha pedido Cuba, y reiteró la voluntad de su gobierno de mantener estable el suministro de arroz y cooperar además, en la producción de maíz, de la avicultura y otras ramas, incluido el sector de la cultura.

Desde la sede de la Cámara de Comercio de manera virtual sesionó el encuentro, en el que ambos funcionarios firmaron -a distancia- el protocolo de esta XXXIX sesión, en presencia además de sus respectivos embajadores.

Esa nación se ha posicionado en los últimos años como el segundo socio comercial de la Isla caribeña en la región de Asia.