Impulsar proyectos para el cambio de la matriz energética en Cuba hacia el empleo de fuentes de energías renovables es el objetivo principal de la segunda edición de la Feria Internacional de Energías Renovables, que se desarrollará del 22 al 24 de junio en el recinto ferial Pabexpo de La Habana.

Liván Arronte Cruz, ministro de Energía y Minas, precisó en conferencia de prensa que en el evento se presentarán iniciativas que tributen a la soberanía energética cubana y al uso de energías limpias y amigables con el medioambiente.

Expresó que se promoverán propuestas dedicadas al uso racional de los recursos energéticos, que impacten de manera positiva en la calidad de ese servicio hacia la población.

Arronte Cruz destacó que la feria promoverá también la inversión extranjera en el sector energético y el respaldo a los planes a nivel de país en cuanto a tres tipos de energía: la solar, la biomasa cañera y la eólica.

Subrayó, además, que se impulsarán proyectos vinculados al empleo de fuentes renovables para el desarrollo local, en el sector industrial y en el de los servicios.

El ministro de Energía y Minas mencionó que las universidades y centros de investigación mostrarán sus innovaciones y servicios científico-técnicos vinculados con el tema.

Dijo que entre las expectativas de la feria está el fortalecimiento de las alianzas y capacidades para acelerar el proceso de tránsito hacia la autonomía energética, en función de minimizar los gastos que actualmente existen para la generación eléctrica.

La Agenda de Desarrollo Sostenible hasta el 2030 promueve en su séptimo objetivo la utilización de energía asequible y no contaminante para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y, en consecuencia, mitigar los efectos del cambio climático.

Cuba aspira, para ese periodo, a dar un salto en el uso de las energías renovables a partir del aprovechamiento de sus principales ventajas naturales como el sol, los vientos y la biomasa cañera.