Unos 56 proyectos distribuidos en 150 escenarios de toda Cuba integran la cartera de oportunidades para el comercio exterior y la inversión extranjera en el sector agropecuario, presentada en la XXIII Feria Internacional Agroindustrial Alimentaria, en La Habana.

La misma incluye a los ministerios de la Agricultura (Minag) y de la Industria Alimentaria (Minal), así como al Grupo Empresarial Azcuba, y las proyecciones del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) como organismo rector.

Susana Villar Domínguez, jefa del Departamento de Negocios del Minag, explicó a la Agencia Cubana de Noticias que los proyectos abarcan reglones como la carne de cerdo, de pollo y vacuna, leche fresca, carbón vegetal y activado, resina de pinos, miel de abeja y productos derivados de la colmena, tableros de madera, hortalizas y vegetales, cítricos y frutales, granos, café y cacao, entre otros.

Subrayó que en 2022, en relación con el año anterior, su organismo aumenta en 26 proyectos, en los cuales por vez primera la parte cubana está representada por cooperativas agropecuarias, una facilidad que fortalece este sector encargado de aportar el 70 por ciento de la producción de alimentos.

Villar Domínguez mencionó entre las novedades de la cartera la eliminación de los intermediarios en los procedimientos de inversión extranjera de las cooperativas que dependían de una empresa estatal o una sociedad mercantil ciento por ciento cubana, además de que se flexibilizaron los canales de aprobación del contrato agrícola al darle al Ministro de la agricultura la facultad de decidir, lo cual antes transitaba por varios organismos.

Este año, según la funcionaria, también se redujo la cantidad de documentos para la admisión de los negocios, eliminando cálculos y requisitos para el estudio de viabilidad económica; ahora solo se exigen informaciones esenciales sobre los resultados de la propuesta, de manera que se reduzcan los períodos de tiempo en los cuales se negocia.

Manifestó que para garantizar la alimentación ciudadana se trabaja en un número considerable de proyectos priorizados de los diferentes tipos de carne , ahora en fase de negociación, pero se han complejizado en el escenario post Covid-19 debido a que necesitan de un monto de inversión considerable.

Aseguró que las alternativas trazadas con vistas a palear estas dificultades llaman a reformular algunas propuestas en aras de que conciban el encadenamiento productivo con la industria, sin necesidad de grandes inversiones, sino que vayan creciendo por etapas y que utilicen la infraestructura creada en el territorio; pero esto demanda de mayor tiempo para volver a revisar los acuerdos entre las partes implicadas.

Existe un grupo de proyectos pendientes, algunos ya aprobados pero que no se han constituido por la parte extranjera debido a falta de financiamiento, a causa del recrudecimiento del bloqueo estadounidense y la aplicación del Título III de la Ley Helms- Burton, provocando que muchas empresas tengan que crear una entidad asociada a la casa matriz, en un tercer país, para evadir el bloqueo, manifestó.

El presidente de la Coalición Agrícola de EE.UU., Paul Jonhson, afirmó que el bloqueo a Cuba perjudica a los agricultores de ambos países. Foto: Irene Pérez

La directiva explicó que las consecuencias de la criminal política son una problemática real que afecta la inversión extranjera en Cuba y ralentiza las negociaciones.

Por ejemplo, en 2020 se crearon tres empresas mixtas, una para la inversión de una bioléctrica a partir de biomasa forestal en Las Tunas con Trinidad y Tobago, y dos para la producción de carne de cerdo, en Mayabeque con Alemania y en Cienfuegos con Dinamarca, de las cuales solo quedó constituida la de La Perla del Sur.

En 2021, de igual forma, se aprobaron tres empresas más destinadas a la producción de cítricos y frutales, con una compañía chilena en Pinar del Río (ya constituida), una a la producción porcina en Artemisa y una para plantas proteícas en Santiago de Cuba, estas últimas con compañías de México.

Abundó que en la actualidad hay cuatro entidades pendientes a la ratificación de términos y condiciones de financiamiento por el inversionista extranjero; es decir, se podrían tener ya 10 negocios funcionando porque aun en el contexto de la pandemia se han implementado alternativas vía online para cerrar las negociaciones y aun así no se pudo materializar debido a lo complicado que resulta la transferencia financiera hacia Cuba.

Sobre la incursión de los nuevos actores económicos en estas modalidades dijo que se identificaron tres negocios con micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) y partes extranjeras, que se están ejecutando.

La feria abre nuevas oportunidades en cuanto a la inversión extranjera y por ello para la ronda de negocios se implementó un software con la Cámara de Comercio, a través de una plataforma online, donde todas las empresas extranjeras se inscribieron, crearon sus perfiles y desde allí pactaron los diferentes encuentros aunque no participaran en Fiagrop