Colocar en la escena internacional productos y servicios atractivos, competitivos, que contribuyan a que lo hecho en Cuba siga afianzándose y enamore a otros mercados potenciales, es premisa para nuestra economía, en aras de incrementar y diversificar las exportaciones, como una de las principales fuentes de ingreso del país.

En tal sentido, el Mapa de Exportaciones –una plataforma desarrollada por el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) con la colaboración de la academia y de otras entidades– se enfoca en la promoción integral de los rubros exportables de la nación.

Según precisó a Granma, Lietsa Peña Pacheco, directora de Exportaciones de Bienes y Servicios del Mincex, se trata de una herramienta dinámica e interactiva, que permite visibilizar y ofrecer información en tiempo real sobre dichos productos.

El Mapa, que se encuentra disponible en internet desde octubre pasado, es de acceso libre a través de la url http://mapaexportaciones.mincex.gob.cu, y cualquier usuario pueda visitar el sitio para ver la información que muestra sin necesidad de contraseña o de inscripción previa, aclaró.

No obstante, señaló, la herramienta apenas está dando sus primeros pasos y se encuentra en un proceso continuo de mejora y actualización, ya que todavía se le están introduciendo datos, gráficas y demás contenidos, que aporten a la experiencia y búsqueda de los usuarios.

Comentó, en tal sentido, que «se tendrá un mejor mapa, más completo, en la medida en que cada territorio coloque su información y aproveche las oportunidades y la promoción que brinda la herramienta».

Y es que, para su funcionamiento, se necesita del apoyo de los especialistas de las direcciones y departamentos del Comercio Exterior que tiene cada provincia y el municipio especial Isla de la Juventud, pues son estos los únicos con autorización para adicionar, editar y eliminar la información correspondiente a sus territorios, explicó.

Ello, al final –resaltó–, se reporta en beneficio del propio territorio, pues no solo se estarán dando a conocer, de cara al mundo, sus rubros exportables, sino que, además, permitirá comparar resultados en determinadas áreas y respecto a otras provincias.

Actualmente, hay 669 entidades productoras vinculadas a las exportaciones de bienes y/o servicios presentes en el Mapa y, de ellas, 23 corresponden a formas de gestión no estatal, informó Odet Arias Montero, especialista en política comercial del Mincex.

Señaló que faltan todavía muchos datos por incorporar, como es el caso de las micro, pequeñas y medianas empresas. Lo bueno, apuntó, es que ya tienen la posibilidad de hacerlo.

Hoy, refirió, las entidades que exportan, dígase tanto empresa estatal como cualquier otro actor económico, incluyendo los polos productivos, pueden aportar su información y los datos al sistema, a partir de la colaboración que sostienen con las empresas autorizadas para las actividades del comercio exterior.

En el Mapa se pretende incluir toda la información disponible y de utilidad respecto a los rubros exportables, como su procedencia, entidades exportadoras, productores, proyectos locales relacionados con la actividad, puertos de salida del país, rutas de transportación, almacenes, destino, etc., reiteró.

¿CÓMO FUNCIONA?

Este sistema informático, explicó Dariel Trujillo, uno de los desarrolladores y especialistas a cargo del proyecto, permite obtener una base de datos con indicadores de exportación.

«Estamos hablando, por ejemplo, de que cuando se accede a la plataforma, el usuario puede escoger lo que desea ver de manera georreferencial, ya sea por provincias, municipios o entidades vinculadas a las exportaciones, lo mismo que una empresa estatal o una cooperativa».

Asimismo, una vez seleccionada la opción, también están visibles los contactos de las personas encargadas del comercio exterior en las diferentes provincias, la cantidad de bienes que dispone el territorio, el estado en que se encuentra ese producto o servicio exportable (fomento, desarrollo o consolidado), agregó.

Estos datos pueden utilizarse para generar reportes cuantitativos y cualitativos, y también reportes demográficos y análisis de mercado, resaltó.

«Al localizar por georreferenciación una empresa productora, podemos conocer qué le rodea desde el punto de vista urbanístico y socioeconómico, si una escuela, un hospital, una fábrica, etc., y, a partir de ahí, enfocar iniciativas y proyectos para el desarrollo local».

Otra de las ventajas del Mapa, indicó, es que se identifican nuestros rubros exportables por clientes extranjeros, a partir de las características de esos mercados; en tanto, potencia la competitividad y busca diversificar los productos y servicios cubanos que puedan insertarse en la escena internacional.

Arias Montero argumentó, además, que este proyecto nace del desarrollo local, y entre sus funciones está dotar de información a las provincias y municipios sobre sus potencialidades productivas y de exportación, así como de su capacidad de mano de obra. «Esto será posible gracias a los datos demográficos de cada localidad, que incluirá el Mapa».

ALIANZAS NECESARIAS

El desarrollo de esta herramienta ha sido también posible gracias a los vínculos que se han estrechado con la academia y otras entidades.

Por ejemplo, a partir de una visita gubernamental, presidida por el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a la provincia de Guantánamo, se le propuso al Mincex estrechar los vínculos con la Universidad de esa provincia, que ya venía desarrollando un trabajo sobre sistemas de georreferencias, y así ver de qué manera lo que se estaba haciendo en función del desarrollo local podía aportarle valor agregado al Mapa, recordó Lietsa Peña Pacheco.

«Esta nueva propuesta resultaba ambiciosa por su complejidad en el desarrollo del software y requirió de nuevas capacidades técnicas con las que el Mincex no contaba, por lo cual se establecieron alianzas en la búsqueda de soluciones a los problemas de falta de recursos humanos y capacidades técnicas», explicó.

A partir de ahí, precisó, surgieron convenios de trabajo con las universidades de La Habana y de Guantánamo, además de la experiencia que nos transmitió el Centro para la Promoción del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba (Procuba) en las actividades de promoción.

En este momento, expresó, nos encontramos trabajando en un manual de usuario en aras de facilitar a las personas la interacción con la herramienta y que sepan aprovechar todas sus potencialidades. De igual forma, los gobiernos provinciales están trabajando en lograr un acercamiento con los productores para mostrarles las oportunidades que se abren, al incluir sus productos y servicios exportables.

Sobre este tema, Ivón Garzón, subdirectora de Exportaciones del Mincex, comentó que esta base de datos constituirá también una herramienta para la toma de decisiones desde todos los niveles del país, pues con ese conocimiento se pueden detectar los mercados potenciales.

Constituye una plataforma fundamental para el trabajo diario, tanto para la empresa exportadora, como para el cliente extranjero, que podrá encontrar en el Mapa las fichas técnicas de los productos exportables.

Entre las proyecciones para continuar perfeccionando el sistema, se encuentra incorporar la cadena de la Operación Puerto-Transporte-Economía Interna, lo que facilitaría, entre otras ventajas, calcular la distancia entre un punto de salida, dígase aeropuertos, estaciones de ferrocarriles, puertos marítimos, y las entidades productoras. A partir de este análisis se pueden adoptar decisiones respecto a la logística.