Este lunes arribó a Cuba un cargamento con 62 toneladas de ayuda solidaria procedente de Bolivia para los damnificados por el incendio en la base de supertanqueros de la ciudad de Matanzas.

El envío contiene alimentos, medicamentos, insumos médicos, equipos hidráulicos, y todo por un valor que supera el millón de dólares.

Este es un acto de reciprocidad porque “Cuba siempre ha estado presente en los momentos más trágicos de nosotros”, expresó el viceministro de Defensa Civil boliviano, Juan Carlos Calvimontes.

La vicecanciller de esa nación, Eva Chuquimia, precisó que la ayuda proviene conjuntamente del gobierno y del pueblo boliviano.

En tanto, la viceministra del Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjeras (Mincex) Deborah Rivas, agradeció profundamente el gesto de solidaridad y reiteró el compromiso de la isla caribeña de apoyar “a nuestros hermanos de Bolivia siempre que nos necesiten”.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, manifestó la víspera gratitud a su par boliviano, Luis Alberto Arce, tras el siniestro en la Zona industrial matancera. “Amor con amor se paga”, publicó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Arce expresó que la mayor de las Antillas enseñó el verdadero significado de la solidaridad.

Esta es la tercera ayuda humanitaria llegada a Cuba procedente de Bolivia desde que esta nación recuperó la democracia en 1983.

(Con información de Prensa Latina)