La primera rueda de negocios propició que representantes de empresas públicas y privadas de ambos países realizaran un breve «pitch» (presentación) de sus productos y servicios, para abrir el camino a un eventual acercamiento.

El embajador de El Salvador en Cuba, David Cruz, resaltó la apuesta que hace la administración del presidente Nayib Bukele en el ámbito tecnológico, así como en temas de «blockchain» y criptomonedas.

A su vez, el diplomático cubano Abel Bárzaga señaló que el vínculo comercial y la ampliación de los negocios es posible, y estimó que ambas partes pueden aprender mucho y complementarse.

«Si hasta hace un tiempo la relación estaba más enfocada en lo social, ahora ambas naciones tienen un marco legal para acercarse en lo empresarial», señaló Bárzaga, quien representó en el foro a la embajada de Cuba en El Salvador.

El Salvador y Cuba restablecieron sus relaciones diplomáticas en 2009, y por una década sus respectivos gobiernos potenciaron la cooperación en educación, salud, convivencia ciudadana y asesoría científico-técnica.