Al intervenir en la mesa de diálogo Desastres Naturales y asimetría del cambio climático en el Caribe, durante el V Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, Rivas expresó también el apoyo de Cuba a la iniciativa Caribbean First de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La viceministra cubana resaltó que esa iniciativa coloca en el centro del debate y de los esfuerzos regionales por la implementación de la Agenda 2030 a los países caribeños, en línea con el principio de no dejar a nadie atrás.

«A la condición de Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y de Países de Renta Media en su mayoría, en el Caribe se suma la injusta dicotomía de ser el área que con más fuerza sufre los efectos del cambio climático y la que menos contribuye a él», sostuvo.

Rivas refirió que, en la reciente conferencia internacional para la financiación de la reconstrucción de la península sur de Haití, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, apuntó la responsabilidad y la obligación moral de la comunidad internacional con la transformación definitiva de la situación del pueblo haitiano.

Asimismo, prosiguió, Díaz-Canel señaló la importancia de prestar cooperación sustancial y desinteresada, no solo para la reconstrucción de algunas zonas, sino también para impulsar de manera integral un desarrollo sostenible para todo Haití.

La viceministra hizo extensivo el llamado del presidente de Cuba a todos los países del Caribe, cuya recuperación transformadora requerirá el doble de esfuerzo y apoyo internacional que el resto de naciones de la región para superar sus brechas y fortalecer su capacidad de resiliencia ante choques exógenos como los producidos por la pandemia de Covid-19 y el cambio climático.

Al respecto, Rivas apuntó que «Cuba ratifica su voluntad y compromiso de continuar apoyando el desarrollo de sus hermanos caribeños, compartiendo lo que tiene y no lo que le sobre, mediante la cooperación Sur-Sur y Triangular, en complemento de la cooperación Norte-Sur».

Señaló que, ante la emergencia epidemiológica y sanitaria en esta subregión, su país continuará la colaboración médica y el apoyo a la vacunación del pueblo caribeño contra la Covid-19, mediante asesoría y la provisión de las vacunas cubanas Abdala, Soberana 02 y Soberana Plus.

Contra los efectos del cambio climático, precisó, Cuba puso a disposición sus modestos recursos y capacidades, principalmente en materia de Reducción de Riesgos de Desastres, un tema que es prioritario en el Marco de Cooperación con Naciones Unidas para el período 2020-2024 y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030.

La recuperación transformadora para un desarrollo resiliente, inclusivo y sostenible en el Caribe es una cuestión vital y no puede esperar más, indicó.

Exaltó que «con Cuba podrán seguir contando siempre y esperamos que nuestro llamado contribuya para que la comunidad internacional y nuestros socios regionales entiendan la urgencia del tema».