La embajada de China en Cuba donó 100 mil dólares para respaldar el enfrentamiento a la pandemia y para resarcir parte de los daños tras el accidente en el capitalino hotel Saratoga.
Al entregar el cheque a autoridades cubanas el embajador chino, Ma Hui, afirmó que esta ayuda es expresión de la amistad que une a ambos pueblos y gobiernos en el esfuerzo común por construir el socialismo.
Destacó que los nexos bilaterales se consolidan con el paso del tiempo y en el ejercicio permanente de la solidaridad, y ratificó la voluntad de su país de continuar profundizando esos lazos.
Expresó, asimismo, admiración por el trabajo desplegado en las tareas de rescate de las víctimas de la explosión en la instalación hotelera, tras el estallido por una fuga de gas el pasado 6 de mayo, que dejó 46 fallecidos y un centenar de lesionados.
La actuación de la dirigencia de la isla ante esa catástrofe fue una muestra de liderazgo y dedicación a su pueblo, apuntó.
Por su parte, la viceministra del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera Déborah Rivas Saavedra agradeció el gesto, que consideró una ayuda importante y oportuna, y recordó que desde el inicio de la pandemia de la Covid-19, en marzo de 2020, esa nación asiática envió a la isla más de 100 toneladas de insumos para la colaboración.
Este donativo demuestra la solidaridad sostenida por el gobierno y pueblo chinos con Cuba a lo largo de décadas, y contribuirá en los esfuerzos contra la Covid-19, y en la reparación de las afectaciones en el Saratoga y edificaciones aledañas, aseguró.