A propósito de la celebración del Día Internacional de la Mujer este 8 de marzo, la Organización Mundial del Turismo (OMT) dio a conocer un nuevo conjunto de directrices que ayudará tanto a los gobiernos como a las empresas a abordar mejor las necesidades de las mujeres en el sector del turismo.

Las nuevas pautas publicadas por la OMT se desarrollaron con el apoyo del Ministerio Federal Alemán de Desarrollo Económico (BMZ), la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH y ONU Mujeres. Su objetivo es garantizar una recuperación inclusiva y resiliente de los impactos de la pandemia. Reconocen que, dada la pérdida desproporcionada de empleo que sufren las mujeres, así como la alta proporción de mujeres trabajadoras en el turismo y su concentración en trabajos menos calificados y peor pagados, los planes para el reinicio y recuperación del sector deben abordar sus necesidades específicas. .

El turismo ha demostrado ser un verdadero campeón de la igualdad de género y estas nuevas directrices ayudarán tanto a los gobiernos como a las empresas a aprovechar el poder del sector como motor del empoderamiento de las mujeres a medida que el mundo se abre de nuevo.

El turismo como motor de igualdad

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, dice: “El reinicio del turismo debe incluir a todos y todos deben disfrutar de los beneficios. El turismo ha demostrado ser un verdadero campeón de la igualdad de género y estas nuevas directrices ayudarán tanto a los gobiernos como a las empresas a aprovechar el poder del sector como motor del empoderamiento de las mujeres a medida que el mundo se abre de nuevo”.

Las directrices para el sector público proporcionan herramientas específicas para apoyar a las instituciones turísticas nacionales, regionales, locales y de otro tipo, centrándose en políticas, programas y cuestiones temáticas en el sector turístico. Mientras tanto, la estrategia para las empresas tiene por objeto apoyar a las empresas turísticas de todos los tipos y tamaños para lograr estrategias y programas efectivos y consistentes para la igualdad de género en todas sus operaciones.

Compromiso con las mujeres

Las directrices de incorporación de la perspectiva de género publicadas recientemente continúan el trabajo de la OMT sobre el empoderamiento de las mujeres y están en línea con una tendencia creciente dentro del turismo para abordar las desigualdades de género. Las pautas se encuentran junto a un número creciente de iniciativas similares, como los Principios de Empoderamiento de las Mujeres (WEP) o el esquema de Informes Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ESG).

Además, estas directrices brindan recomendaciones concretas para los gobiernos que trabajan para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (en particular, el Objetivo 5: Igualdad de género y empoderamiento de las mujeres) y los objetivos de los tratados internacionales sobre los derechos de las mujeres, como los Convenios de la OIT 100, 111, 156, 183 y 190 o el Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

Empoderamiento femenino

El turismo tiene un papel fundamental que desempeñar en el logro de los objetivos centrales de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en particular los compromisos con la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres del Objetivo de Desarrollo Sostenible 5.

Como agencia de las Naciones Unidas especializada en el campo del turismo, la OMT se compromete a mejorar el impacto positivo del desarrollo del turismo en la vida de las mujeres y, al hacerlo, contribuir al logro del Quinto Objetivo de Desarrollo Sostenible: «lograr la igualdad de género y empoderar a todos».

Desde 2007, la OMT ha estado trabajando, a través de su Departamento de Ética, Cultura y Responsabilidad Social, en asociación con ONU Mujeres y una variedad de socios externos en todo el mundo, para llevar las cuestiones de género al frente del sector del turismo, promoviendo la igualdad de género y el derecho de las mujeres, y a alentar a los Estados miembros a incorporar las cuestiones de género en sus respectivas políticas de turismo.