El Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) recibe el apoyo financiero de la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD) para llevar a cabo el Proyecto de fortalecimiento de las capacidades nacionales de vigilancia y diagnóstico frente a las enfermedades infecciosas.

El acuerdo que materializa esta colaboración fue firmado hoy en esta capital por Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior y la inversión extranjera, y Quiterie Pincent, director de la AFD en Cuba.

El presupuesto de apoyo alcanza los 5.6 millones de euros en calidad de fondo no reembolsable y será destinado a suplir las necesidades del proyecto en cuanto a insumos de laboratorio, reactivos, equipos de transporte y de clima.

El proyecto tiene entre sus principales objetivos la creación de un Laboratorio de Tecnología de Avanzada en la institución para investigaciones básicas sobre enfermedades infecciosas emergentes, según explicó Jorge Fraga Nodarse, del IPK.

También se podrá establecer y equipar el Molluscarium Insectarium del Departamento de Control de Vectores del IPK y fortalecer un sistema único de toma, envío y recepción de muestras biológicas y sus resultados desde los Centros Provinciales de Higiene Epídemiología y Microbiología provinciales hasta los Laboratorios Nacionales de Referencia del IPK.

Patrice Paoli, embajador de Francia en Cuba, expresó que el Convenio permite aumentar la capacidad del país para mitigar los efectos intrínsecamente vinculados al cambio climático como la aparición de nuevas enfermedades infecciosas.

Francia ha otorgado 81 millones de euros al Ministerio de Salud y al Instituto Finlay de Vacunas para contribuir al fortalecimiento del sistema sanitario cubano como muestra de respaldo a las políticas de desarrollo sostenible en Cuba, señaló.

En septiembre del presente año, también apoyó, con 45 millones de euros, la producción de vacunas contra la meningitis y la neumonía.