El Vitrofural, esterilizante químico elaborado en el Centro de Bioactivos Químicos (CBQ), recibió el Premio de Innovación Tecnológica, certifican hoy en Santa Clara autoridades de la institución.

Este galardón lo entrega el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba y fue conferido en esta ocasión al producto que constituye el único de su tipo en el mundo para el beneficio masivo de vitroplantas.

El Vitrofural sustituye, asimismo, el proceso convencional de esterilización por autoclave, destacó hoy a la prensa la doctora Zenaida Rodríguez, autora principal, quien se encuentra al frente del CBQ, colectivo adscrito a la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas.

Subrayó que más de una veintena de laboratorios de América Latina han corroborado la eficiencia del recurso, empleado también en vitroplantas de plátano, cítricos, papa, piña y papaya, entre otras variedades.

De amplio espectro en su intervención en la salud vegetal, el Vitrofural se desempeña en el proceso de las biofábricas, así como de la empresa productora y comercializadora de semillas del Ministerio de la Agricultura.

Se utiliza, además, en los centros biotecnológicos del país, a la vez que resulta un rubro exportable con notorios resultados, a tal punto que un solo kilogramo de Vitrofural proporciona los medios suficientes para obtener un millón de ejemplares.

Recalcó la doctora Rodríguez que entre las múltiples aplicaciones que han demostrado su efectividad sobresale el efecto de esterilización para disminuir la contaminación microbiana en brotes de caña de azúcar.

Indicó al final que, según los expertos, el éxito de los sistemas de propagación de plantas por biotecnología depende del control y prevención de la contaminación microbiana, aspecto que deviene una de las más severas problemáticas en el mundo.