La viceministra primera del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, Ana Teresita González, culminó en Francia una amplia agenda de encuentros con empresarios y entidades, enfocada en impulsar el desarrollo socioeconómico de la isla.

Durante la estancia en París, que comenzó el viernes, la viceministra primera, Ana Teresita González, compartió con sus interlocutores las oportunidades y facilidades en la nación antillana para la inversión extranjera, reforzadas con políticas que buscan fortalecer la empresa socialista y abrir espacios para las pequeñas y medianas empresas y el sector privado.

Asimismo, abordó el interés en la participación de Francia, país que está entre los primeros 15 socios comerciales de Cuba, en la Feria Internacional de La Habana, foro convocado del 14 al 18 de noviembre, el cual regresará tras los dos años de impacto de la pandemia de la Covid-19.

González se reunió con representantes de compañías, de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y del Movimiento de Empresas de Francia (Medef) Internacional, con los que conversó sobre las prioridades de la isla caribeña, cuyo desarrollo se ve obstaculizado por el bloqueo económico, comercial y financiero que le impone Estados Unidos desde hace más de 60 años.

En Francia, González también dialogó sobre la VII Comisión Económica y Comercial bilateral, de la que será sede esta vez La Habana a finales del 2022.

El año pasado en diciembre, ambos países protagonizaron en París la sexta edición de ese mecanismo de seguimiento a sus vínculos, que dejó seis instrumentos de cooperación en sectores como el agrícola, los recursos hidráulicos y la salud.

La viceministra primera del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera sostuvo este lunes un intercambio de criterios con diplomáticos, funcionarios y trabajadores de la embajada de Cuba y la Delegación Permanente ante la Unesco.

En el encuentro, González expuso los objetivos de su visita y actualizó a los participantes, encabezados por el embajador en Francia, Otto Vaillant, y la embajadora ante la Unesco, Yahima Esquivel, sobre la realidad de la isla y sus esfuerzos por recuperarse del doble impacto de la pandemia y del recrudecimiento del bloqueo estadounidense.

Su mensaje fue de confianza y de optimismo, a partir de las acciones en curso para superar los desafíos económicos y de la resistencia demostrada por el pueblo cubano y su respaldo a la Revolución.