La Unidad Empresarial de Base Cultisur, del municipio camagüeyano de Santa Cruz del Sur, aplica varias alternativas en el desarrollo de su actividad fundamental ante el déficit de alimento importado, que le permiten mantener la producción.

Modificar las densidades de siembra, como la de tres animales por metro cuadrado se encuentra entre las variantes, a través de la cual han obtenido rendimientos de 290 y 300 kilogramos por hectárea, mediante el uso de mezclas con productos de industrias del territorio como el aflecho cervecero, levadura cervecera, miel, y otros derivados.

Igualmente implementan la siembra de hasta seis animales por metro cuadrado, donde combinan las citadas formas y bajas cuantías de alimento importado.

Miguel Manso Díaz, jefe de producción de la unidad empresarial, explicó que en un año complejo para la camaronicultura en el país, principalmente motivada por las limitaciones en la importación para el cultivo intensivo, la entidad impulsa la modalidad semintensiva.

El plan del presente año es de mil 700 toneladas de camarón, y de las 808 previstas en la fecha solo alcanzan 428.

La camaronera de Santa Cruz del Sur posee siete granjas productoras que suman 723 hectáreas, de las cuales trabajan hoy con 653, y nueve estanques están fuera de servicio, precisó.

Sin embargo, no se detienen en sus empeños y laboran en el cultivo de otras 12 millones de posturas de camarones que representan 200 hectáreas.

Manso Díaz destacó que en todo ese quehacer apoya la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, y se benefician de un proyecto de iniciativa local enfocado en el cultivo de tilapias y además incluye una minindustria, donde obtienen producciones alternativas.

El directivo dijo que actualmente pelan el camarón que no va a la exportación, y obtienen surtidos de valor agregado en formatos de 300 gramos, 500 gramos, y de uno y dos kilogramos, los cuales se venden en el mercado interno en busca de ingresos más favorables para las finanzas de la empresa.

Como parte de los proyectos también resalta el fomento de la cría de tilapias, y ya poseen en las instalaciones casi 200 mil alevines de esos animales revertidos sexualmente, condición que les permite adaptarse a la salinidad de los estanques de engorde.

En el primer trimestre del calendario, Cultisur exportó tres contenedores de camarón, pero durante la segunda mitad ese programa se ve limitado ante los bajos pesos promedios que no sobrepasan los 10 gramos del crustáceo.